¡Recuperemos el río Mapocho!

La ciudad de Santiago, inserta en la Región Metropolitana, es la capital de Chile y donde vive casi un tercio de la población nacional. El río Mapocho, su principal curso de agua, es el eje en torno al cual se ha desarrollado la ciudad. Durante casi 200 años, el canal del Mapocho ha estado cerrado al público, con la excepción de personas sin hogar que han buscado refugio bajo sus puentes. Todo este tiempo, el torrente ha cargado con el estigma de ser riachuelo sucio, foco de delincuencia y contaminación.

Desde el 2010, las aguas servidas ha sido desviadas por un colector y eso abre la posibilidad de mirar el río con otros ojos. Sin embargo, el mismo Mapocho que normalmente trae apenas un hilo de agua, en temporadas de fuertes lluvias, puede convertirse en un río indomable, arrasando con todo a su paso. Por lo mismo, la estrategia para su recuperación debe aprovechar las condiciones propias de un río cordillerano y operar con la mayor simpleza posible.

El Mapocho urbano tiene una longitud de 30 kms, de los cuales 7 han sido confinados en un canal artificial de hormigón en el sector más central y denso de la ciudad. Si en condiciones naturales el cauce puede tener hasta 200 metros de ancho, en este tramo la sección es de apenas 40.

Disminuir la distancia facilita los cruces y, como consecuencia, 21 cruces de 40 se ubican en este segmento. Al aumentar la cantidad de cruces mejora la conectividad transversal, pero se pierde continuidad en el eje longitudinal determinando la fragmentación del sistema de parques que acompaña al río. Paradójicamente, el eje oriente-poniente concentra la mayor cantidad de viajes en la capital. Prueba de aquello son; la línea 1 del metro, la primera de Santiago, que absorbe la mayor demanda, y la primera autopista urbana de Santiago, que se construyó en el borde norte del río.

Frente a este problema surge la pregunta por como mejorar la continuidad en este eje favoreciendo, a su vez, la integración del río y los parques. Entonces, la respuesta fue evidente. Habilitar la caja del río, sin mayores modificaciones, como un corredor para personas de escala intercomunal, abordaría dos problemas al mismo tiempo y con economía de recursos: Por una parte significa proveer de una infraestructura de alto estándar para quienes se mueven en bicicleta por este eje, permitiendo abarcar distancias mayores sin interrupciones. Por otra parte, es ofrecer una excusa funcional para atraer personas al río y favorecer un reencuentro que lleva pendiente ya dos siglos.

Año: 2011-2016
Superficie: 35.000 m2
Ubicación: Río Mapocho, Región Metropolitana, Chile
Actores involucrados: Corporación Pedaleable, Corporación Andina de Fomento (CAF), I. Municipalidad de Santiago, I. Municipalidad de Providencia, CORDESAN

 

Reconocimientos

  • Primer Concurso Internacional CAF
    Corporación Andina de Fomento, Banco de Desarrollo de A. Latina.
    + información
  • Santiago 2041, Reconocimiento ‘Infraestructura y Movilidad’
    COPSA, IBM, Siemens, Universidad del Desarrollo, Enersis, 2014.
    + información
  • 19 megaestructuras que le cambiarán la cara a Chile
    Revista Capital 2015.
    + información
  • 100 Líderes Jóvenes 2015
    Revista Sábado.
    + información
  • Atentos al Paisaje
    Revista VD.
    + información

 

Informe CAF

El año 2014 obtuvimos el Primer Lugar en el Tercer Concurso de Proyectos de Desarrollo Urbano e Inclusión Social de la Corporación Andina de Fomento (CAF), logro que nos permitió recibir los recursos necesarios para desarrollar todos los estudios de factibilidad y detalle técnico para materializar el proyecto Mapocho Pedaleable. Los informes elaborados son los siguientes:

 

Yo Vivo Mapocho

Desde el 2011 realizamos cada año una activación en el río, bajo el lema Yo Vivo Mapocho, cuyo principal objetivo es propiciar un reencuentro entre la ciudadanía y el río, construyendo la base social para su recuperación en el largo plazo.

Con el paso de los años, hemos mejorado sostenidamente la calidad de los eventos desde el punto de vista de la infraestructura, alcanzando el 2016 el hito de asfaltar 1,2 kilómetros de camino gracias al apoyo de la empresa Bitumix, interviniendo por primera vez la ruta con señalética y demarcaciones entre los dos accesos.

Más información del proyecto en el siguiente enlace:

Yo Vivo Mapocho

 

Comparte esta publicación: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrEmail this to someone