Bus articulado v/s ciclista

Atropello de bus oruga ocurrido el 27 de diciembre, implica un debate más allá del uso o no del caso de ciclista.

Por:  Ignacio Abé

30.12.2016

El martes 27 de diciembre, se publicó vía twitter un video grabado con la cámara fija de un automovilista, el que muestra el atropello de un bus articulado de Transantiago a un ciclista. Afortunadamente, el accidente no tuvo consecuencias fatales, pese a lo cerca que estuvo.

El video se ha difundido ampliamente a través de redes sociales y medios de comunicación, dando origen a un amplio debate que lamentablemente se centra en quién tiene la culpa, sea el ciclista o el conductor del bus. Incluso la CONASET (Comisión Nacional de Seguridad en el Tránsito) se hizo parte en el debate, con las siguientes palabras en su página de Facebook:

“Atropello a ciclista afortunadamente sin resultado fatal! Siempre debes estar atento a las señales de tránsito, a los demás vehículos y a las condiciones del camino. El uso de casco es fundamental siempre que te traslades en bicicleta. #MuéveteConResponsabilidad #PedaleoSeguro”

Llama la atención particularmente, tanto en la declaración de CONASET como en muchas opiniones plasmadas en redes sociales, que se relaciona el accidente con el hecho de que el ciclista no utilize casco. Nos parece que una situación así de riesgosa, que podría repetirse, merece un análisis mucho más serio y que aborde diversos factores.

Un hecho que se escapa del análisis de varios, es que el ciclista iba desplazándose por una ciclovía, cruzando la calle por un cruce demarcado y con luz verde. Sin embargo, el mal diseño de esta ciclovía, que avanza por la acera y bidireccional, sumado a la imprudencia tanto del ciclista que iba escuchando música, y del conductor del bus que vira a una velocidad temeraria, crean una situación de altísimo riesgo. El diseño vial sensato y centrado en los usuarios vulnerables no puede eliminar el peligro pero si puede reducirlo drásticamente. Como lo hemos dicho en múltiples oportunidades, las ciclovías deben ir siempre por la calzada, y en el sentido del tránsito. De otro modo, los ciclistas aparecen en los cruces inesperadamente y situaciones como esta seguirán repitiéndose, probablemente con resultados mucho peores que en esta afortunada ocasión.

esquina-2

esquina-1

Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page